miércoles, 24 de octubre de 2007

Presentan un Nuevo y Extenso Informe Sobre el Uso de Telefonía Móvil y la Salud del Usuario


No se ha encontrado que los teléfonos móviles estén relacionados con efecto biológico alguno que resulte perjudicial para la salud, según la mayor investigación efectuada al respecto en el Reino Unido.

El Programa para la Investigación de la Telefonía Móvil y la Salud (MTHR) ha publicado sus conclusiones como parte de su informe del 2007.

El programa de investigación de seis años, dirigido por Lawrie Challis, Profesor Emérito de Física en la Universidad de Nottingham, no ha encontrado relación entre el uso a corto plazo del teléfono móvil y el cáncer cerebral. Los estudios en voluntarios tampoco presentaron indicios de que la función cerebral se vea afectada por las señales de telefonía móvil o las usadas por los servicios de emergencia (TETRA).

El comité de gestión del programa MTHR cree que no hay necesidad de impulsar más investigación en este tema.

La investigación también incluyó el más grande y detallado estudio de hipersensibilidad eléctrica nunca antes efectuado, no habiéndose encontrado evidencia de que los síntomas desagradables experimentados por los afectados sean el resultado de la exposición a las señales de telefonía móvil o a las estaciones base.

En lo que se refiere a la exposición a largo plazo, las conclusiones no pueden ser tajantes, ya que, debido al limitado número de participantes que han usado el teléfono durante diez años o más, no se puede analizar debidamente esa situación. El comité recomienda más investigación en este capítulo concreto.

"Los resultados son en principio tranquilizadores, pero todavía se requiere más investigación, sobre todo para comprobar que no aparecen efectos por el uso a largo plazo en adultos y por el uso en niños", explica el Profesor Lawrie Challis, presidente del MTHR.

Estudios adicionales también han confirmado que el uso del teléfono móvil al conducir, sea manual o manos libres, perjudica la eficacia al volante en un grado comparable al producido por otras distracciones a las que el conductor puede verse expuesto. Hay sin embargo indicaciones de que la demanda de los teléfonos móviles sobre los recursos cognitivos del conductor puede ser mayor.

Información adicional en: MTHR